• Maga

El deporte para la ginecología


La actividad física tiene tanta injerencia en tu salud ginecológica que, te aseguro, vas a hacer que tu cuerpo trabaje para ello.


Más personas activas para un mundo más sano

Bajo este lema, la Organización Mundial de la Salud, propone entre 2018 y 2030 reducir la inactividad física en adultos y adolescentes en un 15%.

El objetivo: crear sociedades más activas mejorando los entornos y las oportunidades para que personas de todas las edades y capacidades dediquen más tiempo a caminar o ir en bicicleta, practicar deporte o un ocio creativo, bailar o jugar.


Según la OMS, a nivel global, 1 de cada 5 adultos y 4 de cada 5 adolescentes (entre 11 y 17 años) no realizan suficiente actividad física. Además, implica grandes costos para los sistemas de salud: se calcula que la inactividad física tiene un costo de US$54 000 millones en atención de salud directa, de los que el 57% corresponde al sector público y US$14 000 millones adicionales son atribuibles a la baja productividad.

En la Argentina, el 55% de la población es sedentaria, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2013) del Ministerio de Salud de la Nación. En adolescentes de 13 a 15 años, por su parte, menos del 20% realiza la actividad física sugerida para su edad.


Y cómo afecta tu salud ginecológica?

Tanto adolescentes como mujeres, sabemos que no todo el mes resulta igual de cómodo para realizar actividad física. El rendimiento, la energía y los síntomas pre menstruales y menstruales tienen alto impacto.

Así, la semana siguiente a la menstruación suele ser de máximo rendimiento. Ya la energía se repuso, el cuerpo pasó la marea roja e independientemente del volumen de sangrado, el cuerpo ya no aboca su trabajo al ciclo. Así, tendremos más fuerza, más explosión, mejor rendimiento. El cuerpo es exigido y responde sin titubear.

La semana previa a menstruar comienza a aumentar la tensión mamaria, por lo cual, la elección del corpiño es crucial para que ésta no sea tan molesta.

La elección del método higiénico para la recolección del sangrado es muy personal. Recomiendo fervientemente la copa menstrual.


Qué sucede si practico un deporte?

Está demostrado que disminuye el dolor pre menstrual y menstrual.

Aumenta los pulsos de endofinas, con lo cual mejora el ánimo y la autoestima.

Aumenta la absorción de calcio y en consecuencia fortalece los huesos.

Ayuda a controlar el peso.

Al controlar el peso, disminuye el volumen menstrual ya que la disminución del tejido graso conlleva a una disminución de producción externa a los ovarios de estrógenos.

Disminuye el estrés y mejora el sueño.

Aumenta la irrigación sanguínea periférica, en consecuencia, la piel y faneras (cabello y uñas) se ven favorecidas, dando apariencia de juventud.

En la transpiración perdemos toxinas que ingresan con los alimentos ultraprocesados.


Qué deporte elijo?

Es muy personal, lo ideal es aquel que te guste, que te motive, que te entusiasme.

Los deportes al aire libre tienen la ventaja de la exposición al sol con lo cual ademas se suman los beneficios de él.


Con que frecuencia lo practico?

Lo optimo sería 30 minutos diarios, incluso podrían repartirse en 3 fracciones de 10 minutos.

El objetivo final es incorporarlo como habito saludable.

Suma llegar al trabajo caminando o en bicicleta, todo depende de gustos.


Huesos fuertes y sanos

La absorción de calcio se cumple a nivel intestinal sin embargo para que efectivamente llegue al hueso el músculo debe traccionar del hueso.

Al incorporar la actividad física como habito saludable, fortaleces los huesos haciendo que sean mas fuertes y mas flexibles, el objetivo es que sea firme pero no duro, la diferencia será crucial. Un hueso duro con un golpe se rompe, uno firme no.

En la menopausia la carencia de estrógenos agudizarán la pérdida de masa muscular y los huesos sufrirán el impacto, volviéndose mas porosos, mas livianos y menos firmes.


Práctica profesional, su impacto


La mujer deportista se puede ver perjudicada con estos trastornos, el objetivo es la consulta oportuna.

El primero de ellos es el trastorno hormonal, precisamente porque hay una pérdida de masa grasa que afecta a la producción de hormonas tales como el estrógeno. Esta desregulación del ciclo menstrual causa a menudo la amenorrea (ausencia de menstruación) , y esta amenorrea es diferente de la que se presenta con el uso de anticonceptivos, ya que indica un problema de salud.

La falta de hormonas, a su vez, conduce a osteopenia prematura y osteoporosis. La osteopenia es por sí misma bastante preocupante en las deportistas jóvenes, quienes no alcanzan el pico de masa ósea deseable para su edad.

Y, por último, hay un desequilibrio alimentario, que ahora es visto por los profesionales de la salud involucrados en el deporte de alto rendimiento como fondo para todo, que influyen en el origen de esta tríada, especialmente en formas que están determinadas por el peso corporal.

Alrededor del 50% de las deportistas de élite sufren de pérdida involuntaria de orina. El problema es más común en las gimnastas, levantadoras de pesas y corredoras. Ya en la natación, es mucho más raro. La identificación de la fuga, si no hay un trabajo preventivo, que incluya terapia física para fortalecer el suelo pélvico, hará que las pérdidas se vuelven frecuentes fuera de los eventos deportivos o se vuelven lo suficientemente embarazosos durante las pruebas, como los maratones.


Todo en su justa medida resulta beneficioso.

#deportefemenino #fitness #ginecología #saludfemenina #deporte #deporteesvida #deportesalud #sentiteplenaEsquel

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo